Entrevista Clarisse

Tiempo de lectura: 2 minutos

Tamara, Clarisse en su canal, es la más joven de nuestras mamás youtubers, pero a pesar de su juventud, lleva más de dos años compartiendo sus experiencias.
“Empecé en YouTube cuando después de tener un aborto espontáneo, quise recopilar y buscar información de otras mujeres que estuviesen en la misma situación que yo. Me encontré con que había muy pocas mujeres que contasen su experiencia en temas relacionados con la fertilidad, embarazo y el mundo de la maternidad en general. Sentía como que era un tema tabú.
A raíz de buscar el embarazo de Martina, decidí abrirme un canal de YouTube donde poder contar mi experiencia, pudiendo ayudar a otras mujeres en mi misma situación y recopilar momentos bonitos del embarazo junto a mi familia.”

Su número creciente de seguidores, más de 45.000, convierten su canal en un referente para otras madres. Un canal que para ella está lleno de buenos momentos.

“He tenido muchísimos, desde el test de embarazo al parto de Martina, su primer cumpleaños, cuando nos casamos, momentos familiares cotidianos…
También el crear una comunidad en YouTube donde hay miles de personas detrás de una pantalla, que te llegan a coger un cariño muy bonito, considerándote casi de su familia. También es muy bonito cuando recibes comentarios o mails de chicas que te dan las gracias por haberles ayudado con tus consejos y tu experiencia”.

A pesar de que poco a poco su canal se está convirtiendo también en un modo de vida, para Tamara lo primordial sigue siendo recopilar sus experiencias y compartirlas con el resto.

“YouTube es algo que haríamos independientemente del número de seguidores que tuviésemos, porque lo que tenemos claro es que el mayor fruto que nos llevamos son nuestros vídeos familiares y el aportar mis vídeos de maternidad contando mi experiencia. Creo que es algo muy bonito dar algo de ti a otros y poder ayudar a otras mujeres que se encuentran en mi misma situación.”

Poco a poco va siendo cada vez más conocida, pero no deja de sorprenderse cada vez que una “cuchufletilla” la reconoce por la calle.

“Últimamente cada vez que salgo me suelen parar… Es verdad que me encanta conocer a mis suscriptores, aunque me suele dar más vergüenza a mí que a ellos.”

Tamara tiene muy claro cuál es la clave del éxito en Youtube: “ser muy constante y ser natural. Luego sí que es verdad que el tener una buena edición de los vídeos y una calidad es importarte, pero sin lo primero no serviría de nada.”

A pesar del éxito en la red social, a Tamara todavía le cuesta definirse como Youtuber. “Realmente no me siento Youtuber, me siento una mujer normal y corriente que comparte momentos de su vida con la sociedad.”

DT