Bezoya, el secreto de tener un agua única

Descubre paso a paso cómo llevamos nuestro agua desde la montaña a tus manos.
Haz scroll, bienvenido al viaje del agua

1

El origen

En el entorno natural protegido de las montañas de Guadarrama, la lluvia, y la gravedad son las únicas que intervienen en el recorrido del agua

El agua no es
manipulada en
ningún momento
2

La lluvia

La lluvia y la nieve caen en la cima de la montaña, a más de 1.900 metros de altitud

Donde se filtra
a través de las rocas
de granito llegando al
corazón de la montaña
3

Depósitos naturales

El agua se queda almacenada en una galería en el interior montaña. Ahí es donde empieza el proceso de captación del agua

El residuo seco de Bezoya es muy bajo (27mg/l) porque la roca del manantial es prácticamente insoluble
4

Recorrido del agua

El agua filtrada recorre el interior de la sierra de Guadarrama a través de una tubería hasta llegar a la planta de envasado.

Ahí es donde se comprueba que no hay contaminación alguna.

Aunque el requisito legal es obtener una muestra al día, Bezoya realiza una cada hora y por cada línea de envasado. Lo que supone varios cientos de muestras al día.
5

Del manantial a tus manos

Una vez verificada la pureza original del agua, ésta es embotellada.

El agua de Bezoya ve la luz por primera vez dentro de la botella.

El viaje del agua acaba
cuando llega a tus manos
y la disfrutas con toda
su pureza original

Gracias al recorrido que hace nuestro agua en este entorno natural podemos traerte un agua con unas propiedades únicas.

¿Cómo le devolvemos el favor a la naturaleza?

Descubre nuestro
compromiso Bezoya