Relaciones familiares en torno a la figura del abuelo

Tiempo de lectura: 2 minutos

Si bien en el post «el rol del abuelo como educador» destacamos el papel fundamental del abuelo en la educación de los nietos, hoy destacaremos algunos de los inconvenientes que puede presentarse en el incipiente protagonismo que han ido adquiriendo como educadores en las familias, y que además, que pueden evitarse fácilmente.

En algunas ocasiones pueden surgir conflictos entre los padres de los menores cuidados y los abuelos cuidadores, como consecuencia de que los primeros no se sientan satisfechos por el papel ejercido por los segundos, celos porque ven a sus hijos más cercanos a los ancianos que a ellos, diferentes estilos educativos, que el abuelo o abuela no perciba un agradecimiento por parte de sus hijos.

Abuelos y nietos

Uno de los mayores conflictos que suelen presentarse son las dificultades para encontrar el equilibrio en los límites y normas para los niños. Normalmente, la diferencia generacional y también de parentesco juegan malas pasadas a la hora de establecer qué es lo mejor para los niños. Para ello, es importante que tanto padres como abuelos respeten y comprendan la perspectiva desde la que cada uno plantea sus opiniones. Y ante la duda, cabe recordar siempre que los abuelos sobre todo son ABUELOS, no niñeros a los que imponerles también imposiciones.

Para evitar algunos de los conflictos, es recomendable seguir unos criterios:

  • Que sea voluntad y deseo de los abuelos cuidar de sus nietos y su disponibilidad para hacerlo. Para ello, no está demás preguntar por su disponibilidad y ganas de cuidar de los nietos, de vez en cuando.
  • Se deben conocer y respetar sus limitaciones (de salud y tiempo), espacios de intimidad, sus aficiones, y su papel de abuelo.
  • La familia debe transmitir una imagen positiva de los mayores, y favorecer el respeto y el afecto hacia ellos.
  • Tener en cuenta a los abuelos para otras actividades familiares, distintas de esas obligaciones adquiridas para con sus nietos.
  • Y sobre todo… ¡darles LAS GRACIAS por la tarea que hacen!Si se cumplen estas cuestiones, se podrá dar una excelente relación entre las tres generaciones, en la que prime el equilibrio, el respeto y el cariño, lo cual será beneficioso para todos.

www.psicoinsight.es

         Ana Pastor Barrón

Psicóloga Clínica y de la Salud. Especialista en Psicología Infantil, Adolescente y Familias

 Virginia Fernández Fernández

Psicóloga Clínica y de la Salud. Especialista en Psicología de la Vejez y Adultos

DT

Igual te interesa seguir un rato

Si bien en el post «el rol del abuelo como educador» destacamos el papel fundamental del abuelo en la educación de los nietos, hoy destacaremos...
Leer más
Si bien en el post «el rol del abuelo como educador» destacamos el papel fundamental del abuelo en la educación de los nietos, hoy destacaremos...
Leer más
Si bien en el post «el rol del abuelo como educador» destacamos el papel fundamental del abuelo en la educación de los nietos, hoy destacaremos...
Leer más
Si bien en el post «el rol del abuelo como educador» destacamos el papel fundamental del abuelo en la educación de los nietos, hoy destacaremos...
Leer más