Primer control ginecológico en el embarazo

Tiempo de lectura: 2 minutos

Estás embarazada. Enhorabuena. Una vez que se ha confirmado la sospecha con un test en casa es momento de ponerse en contacto con el ginecólogo para pasar el primer control.

Lo recomendable es hacerlo sobre la semana 7-8 de gestación. Esta consulta suele generar muchos nervios, por lo que queremos explicar de manera sencilla en qué consiste y qué esperar de ella.

  • Historia clínica. El ginecólogo te va a hacer muchas preguntas con el fin de prevenir posibles riesgos en tu embarazo. Antecedentes personales de salud tanto tuyos, como de la pareja o familiares. Antecedentes médicos y quirúrgicos (diabetes, hipertensión, cardiopatías… cualquier proceso que sea importante). Antecedentes ginecológicos y obstétricos para conocer si existe algún problema relevante o saber si has tenido más embarazos y cómo fue su transcurso. Por último, es importante hablar de los hábitos de vida. El ginecólogo y la matrona son las personas que van a cuidar tu embarazo hasta que nazca tu bebé, así que cuantos más datos de interés tengan sobre tu salud, mejor. Hay que confiar en ellos.
  • Ecografía. Es el momento más esperado de esta consulta, una ecografía vía vaginal servirá para confirmar el embarazo, ver que el embrión está bien colocado en el útero, número de fetos y su morfología. Es posible que en la semana 7- 8 se escuche ya el latido del corazón, lo que provoca gran emoción en los futuros padres.
  • Análisis de sangre y orina. A partir de una analítica completa se puede conocer el estado de salud en general y saber si existe alguna condición que pueda ser nociva para la salud del bebé. Es importante conocer el RH (que en el caso de ser negativo habría que poner un tratamiento a la futura madre para proteger al bebé), si existe anemia ya que en algunos casos puede aumentar el riesgo de parto prematuro, bacterias en la orina ya que las infecciones urinarias pueden presentar un riesgo grave para la madre y el feto, niveles de azúcar, anticuerpos, etc.
  • Por último el médico te puede recetar un compuesto multivitamínico para controlar los estados carenciales que puedan presentarse durante la gestación. Los compuestos más importantes que se deben controlar son el ácido fólico, el hierro y el yodo.

Esperamos que este post haya sido de ayuda a todas esas madres que acaban de comenzar la aventura más bonita de su vida. Como especialistas siempre recomendamos a nuestras pacientes que se cuiden y disfruten de esta bonita etapa que están viviendo con la máxima normalidad, ya que el cuerpo es muy sabio y sabe lo que tiene que hacer.

                                                                      Dr. Manuel Marcos Fernández

                                                          Jefe Ginecología y Obstetricia HM Hospitales

                                                                                             www.egom.es

DT

Igual te interesa seguir un rato

Estás embarazada. Enhorabuena. Una vez que se ha confirmado la sospecha con un test en casa es momento de ponerse en contacto con el...
Leer más
Estás embarazada. Enhorabuena. Una vez que se ha confirmado la sospecha con un test en casa es momento de ponerse en contacto con el...
Leer más
Estás embarazada. Enhorabuena. Una vez que se ha confirmado la sospecha con un test en casa es momento de ponerse en contacto con el...
Leer más
Estás embarazada. Enhorabuena. Una vez que se ha confirmado la sospecha con un test en casa es momento de ponerse en contacto con el...
Leer más