Visita ginecológica en el posparto I: La primera semana

Tiempo de lectura: 4 minutos

Durante el posparto se producen grandes cambios físicos y emocionales, una etapa donde el cuerpo comienza a reponerse de aquellas alteraciones que se han producido durante el embarazo y el parto, y en donde puede haber situaciones de vulnerabilidad en la madre y en el recién nacido que han de ser atendidas.

¿Qué se evalúa en la visita posparto?

Durante las visitas del posparto hay que evaluar:

  • El estado físico y emocional de la madre y del recién nacido y el vínculo establecido entre ellos.
  • Una valoración de los signos de alarma ante posibles complicaciones.
  • La realización de una educación sanitaria.

Consulta ginecólogo postparto

¿Cuándo se realizan las visitas posparto?

Aunque dependerá del tipo de parto y de las posibles complicaciones que hayan podido suceder durante el mismo, la primera visita se suele realizar en la primera semana donde en algunas ocasiones es la comadrona la que se desplaza al domicilio. La segunda visita, la de la cuarentena, se realiza a los 30-40 días del parto.

¿Qué controles se realizan en la visita posparto?

Los elementos de la visita posparto son los siguientes:

  • Las pérdidas de sangre y los loquios :
    • Es normal tener pérdidas de sangre durante las primeras 3-4 semanas, irán disminuyendo progresivamente.
    • Si la pérdida es muy abundante, huele mal o se alarga en el tiempo hay que consultar con la comadrona o ginecólogo ya que podría indicar la presencia de una infección o retención de restos placentarios, entre otras complicaciones.

Consulta ginecólogo postparto

  • El periné:
    • En caso de que en el parto se le haya practicado una episiotomía o se hayan producido desgarros vaginales, se ha de revisar la correcta cicatrización y descartar infecciones, dehiscencias u otras complicaciones. La presencia de dolor intenso, la supuración el enrojecimiento o la fiebre son los signos de alarma a los que habría que prestar especial atención.
    • También se valora la integridad y el tono de la musculatura pélvica. Se recomienda la realización de los ejercicios de Kegel para mejorar el tono muscular y prevenir la incontinencia urinaria. El momento de empezar a realizar estos ejercicios dependerá de la presencia o no de la episiotomía o desgarros.

Lactancia materna

  • Los entuertos:
    • En los primeros días es habitual tener entuertos – contracciones del útero que favorecen su recuperación y ayudan a disminuir la hemorragia posparto-. Son más frecuentes y dolorosos en las multíparas, y suelen notarse más durante la lactancia. A los 3-4 días de parto suelen desaparecer.
  • En caso de que se prolongue o aparezcan otros síntomas hay que descartar retención de restos placentarios u otras complicaciones.
  • El hábito deposicional:
    • Es frecuente padecer estreñimiento en el posparto por miedo al dolor, por la presencia de hemorroides, debido a la disminución de la fuerza muscular abdominal y pélvica… Para evitar estos problemas se recomienda una alimentación rica en fibra y una correcta hidratación. En algunas ocasiones pueden ser necesarios los laxantes.
  • La incontinencia urinaria:
    • En los primeros días tras el parto, puede aparecer incontinencia urinaria que puede traducir una debilidad de la musculatura pélvica por la sobre distensión que ha sufrido durante el parto. En general se recupera espontáneamente a medida que la musculatura recupere el tono muscular. Si persiste puede ser un síntoma de lesiones musculares más graves que requerirán un diagnóstico y un seguimiento especializado.
    • Una manera de mejorar el tono muscular y disminuir la incontinencia urinaria posparto es con los Ejercicios de Kegel.

Lactancia materna

  • La lactancia materna:
    • Aunque el tipo de lactancia es una decisión que compete a los padres, es una opinión generalizada que la lactancia materna aporta múltiples beneficios tanto a la madre como al recién nacido.
    • En la visita posparto hay que valorar que no aparezcan problemas en las tomas ni aparezcan complicaciones como:
      • La ingurgitación mamaria o subida de la leche (3er-5º día): Es una congestión e inflamación de la glándula mamaria que se refleja como una mama dura, dolorosa e inflamada. Mejora aplicando calor local antes de la toma y con la aplicación de frio local tras la toma para disminuir la inflamación.
      • Las grietas en el pezón: Son muy frecuentes en los primeros días y pueden producir dolor, que pude ser intenso, e incluso sangrado. Acostumbra a mejorar con los días a medida que cicatrizan y la piel se endurece. Hay que mantener una correcta higiene y para prevenirlos se pueden utilizar cremas con lanolina. Si persisten hay que valorar que la posición de la lactancia sea la correcta y no existan otros problemas.
  • La mastitis o infección de la glándula mamaria.
  • El vínculo madre-hijo:
    • También es importante en estos primeros días valorar la relación que se establece entre la madre y el bebe para valorar que no surjan problemas y se establezca un vínculo correcto entre los dos.

Dr. Xavier Urquizu i Brichs

Obstetra y ginecólogo

Hospital Universitari MútuaTerrassa

Àptima Centre Clínic MútuaTerrassa

DT

Igual te interesa seguir un rato

Durante el posparto se producen grandes cambios físicos y emocionales, una etapa donde el cuerpo comienza a reponerse de aquellas alteraciones que se han...
Leer más
Durante el posparto se producen grandes cambios físicos y emocionales, una etapa donde el cuerpo comienza a reponerse de aquellas alteraciones que se han...
Leer más
Durante el posparto se producen grandes cambios físicos y emocionales, una etapa donde el cuerpo comienza a reponerse de aquellas alteraciones que se han...
Leer más
Durante el posparto se producen grandes cambios físicos y emocionales, una etapa donde el cuerpo comienza a reponerse de aquellas alteraciones que se han...
Leer más