¿Cómo te cambia la vida la maternidad?

Tiempo de lectura: 3 minutos

Lo primero a tener en cuenta para poder contestar a esta pregunta, es saber que existen diversos factores que pueden influir, de una manera u otra, como lo son algunos que cito a continuación:

  • Embarazo planificado o no, deseado o no.
  • Edad de la gestante.
  • Número de embarazos previos.
  • Hijos anteriores.
  • Experiencias previas.
  • Situación laboral.
  • Situación personal: madre soltera o con pareja.

Desde el primer momento que se conoce la noticia del embarazo, pueden aparecer distintos pensamientos y sentimientos tanto positivos como negativos. Éstos dependerán, en gran medida, según sea un embarazo deseado o no, ya que hay que ser consciente de que el traer al mundo una nueva vida, nos va a cambiar la vida de manera considerable.

Tras ese primer momento, y a lo largo de todo el proceso del embarazo, se modifican ámbitos en nuestra vida: controles médicos, realización de distintas pruebas, autocuidados, cambios físicos y psíquicos, preparación y compras varias de las cosas del bebé, relación de pareja, etc.

Una vez que vemos que la tripa va creciendo y el embarazo va hacia adelante, muchas de nuestras conversaciones se centran y giran únicamente en torno al futuro hijo/a o hijos (si es embarazo múltiple), posponiendo conversaciones que antes para nosotros tenían prioridad.

Ecografía

Una vez que ya se es madre y tienes a tu bebé contigo, los primeros días postparto son los más complicados, y normalmente más en los padres primerizos. En estos primeros días nos aparecen todo tipo de dudas en relación con los cuidados del recién nacido, su alimentación, paseos, vuelta a la normalidad, y cómo nos vamos a apañar en casa.

Entonces, como se puede ver, la maternidad SÍ nos cambia la vida.

¿CÓMO lo hace?:

  • Cambiando nuestras prioridades en la vida, estando en primer lugar el bebé y, muy de lejos generalmente, el resto de cosas.
  • Necesidad de un nuevo espacio para el bebé y todas sus cosas, que encima viene sin libro de instrucciones. Esto, en ocasiones, hace que un espacio que teníais tú o tu pareja para vuestras cosas, como la sala del ordenador por ejemplo, desaparezca.
  • Saber que el bebé depende 100% de los padres para todo, y más aún si está con Lactancia Materna.
  • Las escapadas en pareja se reducen o incluso desaparecen.
  • Las relaciones sexuales se posponen la mayoría de las veces, pudiendo crear una situación de pareja complicada.
  • La relación de pareja se ve afectada (no sólo por las relaciones sexuales) ya que para la madre, el padre queda en un segundo plano, pudiendo aparecer alguna crisis de pareja.
  • El tiempo en general, más aún que decir del tiempo libre y de ocio que suele ser inexistente, se ve considerablemente reducido. Parece que faltan horas a lo largo del día.
  • Las salidas con los amigos pueden verse disminuidas, ya que cada vez que se sale de casa parece que se va de excursión: carrito o pañuelo de porteo, bolsa con las cosas del bebé, cambiador, ropita del bebé, etc. Antes salías con bolso, móvil y punto.
  • La madre sufre cambios físicos a lo largo del embarazo y postparto, algunos de ellos permanentes, y su autocuidado se ve también afectado, sobre todo por falta real de tiempo. En ocasiones llegamos a posponer todos nuestros cuidados personales, sólo ocupándonos del bebé. No debemos dejar que al ser madre, todas nuestras otras facetas y roles de mujer se vean “anuladas” (gustos, necesidades).
  • A la hora de un viaje largo, hay que organizar y planificar todo de una manera más minuciosa y con más tiempo de previsión.
  • Descanso y sueño como es evidente está afectado, teniendo que aprovechar cada momento que se quede dormido el bebé para poder descansar o echar una cabezadita.

Después de leer esto puede que las ganas de ser madre se vean reducidas, pero hay que ser consciente de lo que conlleva tener un hijo/a y saber que te va a cambiar la vida lógicamente.

Si los beneficios y alegrías de tener un hijo/a no superaran todas estas posibles barreras, ¿seguiríamos quedándonos embarazadas? ¡Seguro que sí!

Con este post sólo quería citar y nombrar posibles factores que pueden influir en ese cambio de vida, y algunas maneras o situaciones que se pueden ver influenciadas, para que no nos pille por sorpresa si nos ocurre. Todo esto no quiere decir que nos vaya a pasar, por supuesto, pero me parece interesante que los padres lo sepáis para que tengáis la información en vuestro poder.

Noelia Belmonte. Matrona.

DT

Igual te interesa seguir un rato

Lo primero a tener en cuenta para poder contestar a esta pregunta, es saber que existen diversos factores que pueden influir, de una manera...
Leer más
Lo primero a tener en cuenta para poder contestar a esta pregunta, es saber que existen diversos factores que pueden influir, de una manera...
Leer más
Lo primero a tener en cuenta para poder contestar a esta pregunta, es saber que existen diversos factores que pueden influir, de una manera...
Leer más
Lo primero a tener en cuenta para poder contestar a esta pregunta, es saber que existen diversos factores que pueden influir, de una manera...
Leer más