Galletas de Ositos de Avena

Tiempo de lectura: 2 minutos
Bezoya

Agua Mineral Natural
La cocina es un mundo que interesa a los niños y mucho. Pasan horas observándonos cocinar. Y ellos, dan valor a lo que nosotros damos valor.

Les fascina participar en las actividades diarias de los adultos, manipulando los cazos, las cucharas de madera… Y cuando se proponen actividades de cocina, siempre “entran al trapo”. Además de trabajar la motricidad fina, que les viene genial para el aprendizaje de la lecto- escritura, les aporta a sus 5 sentidos: gusto, oído, vista, olfato y tacto. Y lo mejor, ¡les encanta!

A partir de determinada edad y en función de la madurez, lo pueden hacer solos!

¿Qué ingredientes necesitas?

  • 175gr de harina
  • 130 gr de copos de avena
  • 125gr de mantequilla
  • 125gr de azúcar
  • 100 gr de azúcar moreno
  • 5ml de esencia de vainilla
  • 1 huevo
  • 1 cucharadita de canela
  • ½ cucharadita de bicarbonato de sodio
  • Cacahuetes bañados en chocolate

*Los azúcares se pueden sustituir si se prefiere por otros endulzantes: sirope de ágave, de arce…

¡Manos a la masa!

Antes de manipular los ingredientes nos lavamos bien las manos y si los ingredientes vienen en caja procurad desinfectarlos antes de trabajar con ellos.

  1. Mezclamos la harina, bicarbonato y la canela.
  2. En otro recipiente mezclamos con varilla los azúcares con la mantequilla. Añadimos el huevo y la vainilla.
  3. Juntamos las dos mezclas y batimos
  4. Añadimos los copos de avena y batimos hasta conseguir una masa densa. Si se pega mucho, añadir un poco más de harina.
  5. La mezcla la dejamos en la nevera media hora.

¿Cómo hacemos las cabecitas de los osos?

¡Pues sencillo!

Vamos precalentando el horno a 190 grados. 

Sacamos la masa y ahora, tras el golpe de frío, se deja manipular mejor.

Forma de osito:

  • Con un vaso de agua marcamos el cuerpo y con un vasito más pequeño, tipo de chupito, hacemos 3 círculos más. Lo que serán la nariz y las orejillas.
  • Los pegamos y repetimos la operación hasta consumir toda la masa.
  • Se hornea a 190 grados unos 10 minutos.
  • Se saca y se ponen las bolitas de chocolate como guinda del pastel en los ojos y nariz.

Hemos aclarado la imagen para que se vea mejor. 

Quedan tan graciosos, que da hasta pena comérselos 😉 Mmmm merienda lista!

¡Tienes más actividades sobre la importancia de la integración del movimiento como forma de aprendizaje aquí!

Igual te interesa seguir un rato

La cocina es un mundo que interesa a los niños y mucho. Pasan horas observándonos cocinar. Y ellos, dan valor a lo que nosotros...
Leer más
La cocina es un mundo que interesa a los niños y mucho. Pasan horas observándonos cocinar. Y ellos, dan valor a lo que nosotros...
Leer más
La cocina es un mundo que interesa a los niños y mucho. Pasan horas observándonos cocinar. Y ellos, dan valor a lo que nosotros...
Leer más
La cocina es un mundo que interesa a los niños y mucho. Pasan horas observándonos cocinar. Y ellos, dan valor a lo que nosotros...
Leer más