Encesta el aro de las emociones

Tiempo de lectura: 2 minutos

Este juego es un clásico, y lo es, porque es muy entretenido y además se trabajan muchas áreas. La idea es crear el juego de encestar el aro en botellas que tienen caritas de diferentes emociones y números asignados.

Con esta actividad se trabaja la motricidad fina, la coordinación ojo-mano, la motricidad gruesa, el reconocimiento de las emociones y la orientación espacial. Además, al realizar encestes con puntos, se trabaja el conteo.

¿Qué necesitas?

  • Botellas de agua Bezoya
  • Colorante alimenticio
  • Cartulinas
  • Colores
  • Pegamento y tijeras
  • Compás
  • Platos de un solo uso de cartón
  • Cinta adhesiva

¡En marcha!

Antes de manipular los objetos nos lavamos bien las manos y si los materiales son nuevos procurad desinfectarlos antes de trabajar con ellos.

Para las anillas, recortamos el borde de los platos de cartón. Este paso lo pueden realizar los niños bajo supervisión, ya que potencian el desarrollo de la motricidad fina. Recordad que los niños de 3 años necesitarán más ayuda que los de 5 años.Y ellos mismos también pueden pintar y/o forrar las anillas con cinta adhesiva si se quiere que adquieran un poco de consistencia y peso. Se le pueden añadir gomets, pintura de dedos…creatividad al poder! 

Las botellas las llenas de agua y le damos el color asociado a una emoción y una puntuación (lo pueden decidir los niños).

  • Azúl-triste-1 punto
  • Rojo-nervioso-2 puntos
  • Amarillo-contento-3 puntos… 

Y pegamos unas caritas con los gestos a la botella acorde al color. Puedes aprovechar esta parte del juego para explicar a los niños la importancia de darle una segunda vida al plástico para cuidar el medio ambiente. 

Ya tenemos el juego listo. Se debe adaptar la distancia a las posibilidades del niño, así como el tipo de emociones, cuanto más pequeños, más sencillas.

Cuando encesten, además de ir sumando puntos, pueden mimetizar esa emoción para ir integrándolas 😉

Recordad cuando no se vayan a utilizar más, desechar las botellas de plástico, en el contenedor amarillo. Cuando se recicla, se le da una nueva vida a ese material y con estos pequeños gestos contribuimos al cuidado de nuestro planeta 😉

Y a disfrutar!

¡Tienes más actividades sobre la importancia de la integración del movimiento como forma de aprendizaje aquí!

DT

Igual te interesa seguir un rato

Este juego es un clásico, y lo es, porque es muy entretenido y además se trabajan muchas áreas. La idea es crear el juego...
Leer más
Este juego es un clásico, y lo es, porque es muy entretenido y además se trabajan muchas áreas. La idea es crear el juego...
Leer más
Este juego es un clásico, y lo es, porque es muy entretenido y además se trabajan muchas áreas. La idea es crear el juego...
Leer más
Este juego es un clásico, y lo es, porque es muy entretenido y además se trabajan muchas áreas. La idea es crear el juego...
Leer más