La Música y el Movimiento

Tiempo de lectura: 2 minutos
Bezoya

Agua Mineral Natural
Hacia el ecuador del embarazo, el niño comienza a percibir los primeros sonidos, la voz de la madre se convierte en la primera sintonía de vida. “La música es amor buscando palabras”, Lawrence Durrell.

Existen numerosos estudios que confirman que exponer al bebé a música durante el embarazo potencia el desarrollo psicomotriz. Incluso a nivel concepción, se realizó una investigación que sacó los siguientes resultados: Los embriones expuestos a cualquier tipo de música, prosperaban mejor que aquellos que no tenían ese estímulo sonoro. ¿No es increíble?

De los 0 a los 6 años es cuando el niño produce el mayor número de conexiones neuronales de toda su vida. Y la música puede ser un gran acompañante.

La música es un gran recurso. En el caso de los niños, debido a su alta sensibilidad, tienden a calmarse cuando escuchan a alguien cantar.Las nanas son un recurso de toda la vida para relajar a los más pequeños. La música se integra con fuerza en los proyectos educativos por su gran potencial: fomenta el desarrollo cognitivo, psicológico y creativo. Los efectos de la música van mucho más allá de favorecer el movimiento físico.

Por ejemplo, el sonido rítmico es un gran recurso para adquirir una buena base matemática. Las melodías con letra favorecen la memorización, la comprensión de textos e incluso de idiomas.

La música es una gran herramienta didáctica, accesible para todas las familias y que puede regalar grandes aprendizajes a los niños. Es tan eficaz que tiene aplicaciones terapéuticas para diferentes trastornos. Si tenemos presente que los niños en la etapa infantil, que comprende a nivel educativo hasta los 6 años, están en la etapa más sensible, con todos sus sentidos en su máximo apogeo y abiertos a percibir todo estímulo de su entorno, debemos aprovechar este momento para potenciar su desarrollo a todos los niveles.

La música es una gran aliada para acompañar a los niños en sus procesos de adquisiciones y aprendizajes. Para interiorizar las partes del cuerpo a través del movimiento, para profundizar en sus sensaciones, experiencias y emociones… Si en la edad adulta, la música es capaz de emocionarnos, relajarnos, trasladarnos o evocarnos, imaginad cómo puede convertirse en un recurso para los niños, por la magia que desprende.

Os propongo, a continuación, algunas actividades relacionadas con la estimulación musical y el movimiento para aprovechar todos los beneficios que les brinda y que se sientan bien orgullosos de haber creado, por sí mismos, instrumentos o disfrutado de experiencias sensibles al escuchar canciones. Los padres también se pueden animar 😉

 

Ana Villaseca

Igual te interesa seguir un rato

Hacia el ecuador del embarazo, el niño comienza a percibir los primeros sonidos, la voz de la madre se convierte en la primera sintonía...
Leer más
Hacia el ecuador del embarazo, el niño comienza a percibir los primeros sonidos, la voz de la madre se convierte en la primera sintonía...
Leer más
Hacia el ecuador del embarazo, el niño comienza a percibir los primeros sonidos, la voz de la madre se convierte en la primera sintonía...
Leer más
Hacia el ecuador del embarazo, el niño comienza a percibir los primeros sonidos, la voz de la madre se convierte en la primera sintonía...
Leer más