Cuidados del bebé prematuro

Tiempo de lectura: 2 minutos
Maite Navarro

Matrona

“Mi bebé es prematuro”.

¿Necesitará más cuidados?, ¿enfermará más? Todas estas preguntas y más bombardean la cabeza de los preocupados y nuevos papás.

Se considera bebé prematuro aquel que nace antes de las 37 semanas de gestación. Estos bebés tienen asociados factores de riesgo que les predisponen a ciertos problemas de salud, por eso y  hasta que no cumplen una serie de condiciones relacionadas con peso (unos  2kg), regulación de temperatura  y  alimentación, no son dados de alta del hospital.

“CUANDO SALEN DEL HOSPITAL SON UNOS CAMPEONES”

Sí conviene tener en cuenta una serie de cuidados específicos y un estrecho seguimiento médico.

Recomendaciones básicas para mamás y papás de hijos prematuros:

HIGIENE

Lavarse las manos

Recomendación principal. Si en niños a término es importante, en prematuros puede evitar la transmisión de distintas enfermedades a través de las manos y un nuevo ingreso en el hospital.

ALIMENTACIÓN

La lactancia materna es la alimentación ideal para estos bebés.  Como en el caso de los nacidos a término contribuye a fortalecer su sistema inmunitario.  Los bebés prematuros se alimentarán más a menudo. A consecuencia de su bajo peso, se cansan más y necesitan un mayor número de periodos de sueño.  A veces, si el pediatra  lo cree necesario, les recetará suplementos después de cada  toma para que su crecimiento sea el adecuado.  Estos suplementos pueden ser de leche materna extraída con un sacaleches.

Cuidados del bebé prematuro

AMBIENTE

La ventilación  y  el mantenimiento de  una  temperatura  adecuada de la habitación ayudarán a mantener estable su temperatura corporal. Se aconseja mantener la temperatura  en el domicilio entre 21  y 23 grados.

SUEÑO

Estos pequeñines duermen mucho. Tienen que ir alcanzando el peso  adecuado,  por eso se pasan muchas horas del día durmiendo.  La postura aconsejada es la misma que para un niño a término: boca arriba o de lado.

VISITAS  EN CASA

Es recomendable que al principio las visitas estén dosificadas  y que se hayan lavado las manos siempre que se les toque o coja en brazos.                                                                                                                                                            Hay que tener especial cuidado con cualquier tipo de enfermedad contagiosa. Estas visitas estarán seguras de no padecerlas ni haberlas padecido recientemente.

SALIDAS Y PASEOS

Si el tiempo lo permite se sacará al bebé, evitando lugares con gran afluencia de gente.

Maite Navarro. Matrona.

Maite Navarro
Maite Navarro
Matrona
Especialista en lactancia y posparto

Igual te interesa seguir un rato

Con la llegada de un bebé a casa es normal que las parejas que tienen mascotas duden de si es conveniente que el pequeño...
Leer más
Utilizar todos los soportes que están a nuestro alcance para facilitar a las familias una mayor confianza y transparencia hacen de la escuela infantil un...
Leer más
-¿Qué es la Dermatitis atópica? La dermatitis atópica representa una enfermedad de la piel que comienza de manera frecuente en la lactancia (hasta el...
Leer más
Ya estamos en casa… ¡Qué gusto!…Nuestra cama, nuestro baño… Después de la estancia en el hospital tras el parto, cogemos a nuestro bebito, a...
Leer más