El agua

Tiempo de lectura: 3 minutos
Bebé a Bordo

Maternidad, consejos y experiencias de mamás reales

La Organización Mundial de la Salud recomienda consumir entre 2 y 3 litros de agua al día, dependiendo de la actividad física, el peso y el sexo.

El agua es esencial para la hidratación de nuestro cuerpo. Es el hidratante por antonomasia, el más sano y natural.

Pese a lo esencial que resulta, el cuerpo humano no tiene provisión para almacenar agua y cada día se pierden en torno a dos litros y medio por la orina, las heces, el sudor y la respiración. Por tanto, la cantidad de agua que se elimina cada 24 horas debe ser restituida para mantener el organismo bien hidratado. Cuando hace calor y cuando sufrimos mayores pérdidas de líquidos, como con el ejercicio intenso, diarrea, quemaduras, vómitos y fiebre, hay que aumentar el consumo de agua.

Hidratarse con agua mineral natural es un hábito muy saludable, gracias a sus especiales características: la naturalidad de su origen y su pureza, que permanece intacta hasta llegar al consumidor.

Dentro de las aguas embotelladas, podemos diferenciar las siguientes:

Aguas minerales naturales

Este tipo de aguas son de origen subterráneo, y por ello se encuentran aisladas de cualquier tipo de contaminación y mantienen una composición de minerales estable y bacteriológicamente sana. Es el tipo de aguas al que pertenece Bezoya.

Aguas de manantial

Al igual que las minerales naturales, también son de origen subterráneo. Sin embargo, éstas han surgido en la superficie o se han realizado trabajos para que salgan a la superficie. Mantienen la pureza, pero es necesaria la realización de tratamientos físicos para asegurar la separación de los elementos materiales inestables que pudieran haber aparecido. Tras estos tratamientos, son perfectamente válidas para el consumo.

Aguas preparadas

La diferencia entre las aguas preparadas y las minerales naturales y de manantial es que, para que cumplan los requisitos sanitarios, ha sido necesario someterlas a un tratamiento fisicoquímico para su potabilidad. Hay dos tipos:

– Potables preparadas: son aquellas que originalmente procedían de un manantial, pero que para que cumpliesen los requisitos de potabilidad ha sido necesario tratarlas.

– De abastecimiento público preparadas: es la que comúnmente se conoce como ¨agua del grifo¨.

Fuente consultada:

 

AGUA EN LA INFANCIA

El niño debe consumir una cantidad adecuada de agua diariamente, que oscila entre 0,6 litros en el primer año de vida y los 1,8-2,6 litros en la adolescencia, recordando que son cifras de consumo total, que incluyen el agua absorbida a través de los alimentos.

El agua mineral natural es la bebida recomendada para acompañar al niño, ya sea en las comidas como fuera de ellas.

Los niños también tienen sed y es un buen método fiarnos de esta sensación, ya que de esta forma beberán el agua que necesiten. No obstante, deberemos cerciorarnos de que los niños tengan fácil el acceso al agua en el momento en el que sientan esa sed.

El caso de los bebés es un poco más complejo, ya que no pueden pedir agua directamente:

– Los bebés menores de 6 meses recibirán el agua que necesitan a través de la leche a través de la cual se alimentan.

– A los bebés de más de 6 meses, edad a partir de la cual pueden comenzar a introducirse los primeros alimentos (siempre bajo la recomendación del pediatra), es importante ofrecerles agua cada cierto tiempo y ellos mismos la aceptarán y beberán en el caso de que sientan la necesidad, si no, simplemente rechazarán el agua que se les ofrece.

El agua mineral natural no necesita ser hervida para la preparación de alimentos infantiles. Por sus protocolos de extracción, envasado, transporte y conservación es pura desde el origen hasta el consumidor final.

Fuentes consultadas:

Beber 2 L de agua al día contribuye a mantener las funciones físicas y cognitivas normales. Bezoya recomienda una dieta variada y equilibrada y un estilo de vida saludable.

Igual te interesa seguir un rato

Características – Es posible que empiecen a tener menos apetito y un bajo interés por la comida. – No hay problema en que consuman...
Leer más
Características – La personalidad y el carácter del niño tiende a ser más estable. – El niño experimenta un aumento de la actividad intelectual....
Leer más
Características – Crecimiento estable (2,5 a 3,5 Kg de peso por año). – Sus necesidades energéticas son más bajas. – Pueden mostrar poco interés...
Leer más
La mujer que amamanta no precisa dietas especiales ni alimentos específicos. Es más que suficiente con tener una dieta sana, equilibrada y variada. Sólo...
Leer más