bannerNavidad
BannerHomeBz
previous arrow
next arrow

Conoce nuestros productos


Agua mineral natural procedente y envasada en el Manantial Bezoya Trescasas de Trescasas (Segovia).

Saber más

Mineralización muy débil

Bezoya, un agua única de Mineralización Muy Débil con muy bajo residuo seco (27mg/l).

Es decir, con muy poca cantidad de minerales disueltos

Saber más

es DAR LO MEJOR

En Bezoya queremos DAR LO MEJOR en todo lo que hacemos. Por eso, desarrollamos iniciativas para cuidar el medioambiente.

Actuamos durante todo el proceso

Producto
Origen
Planta de envasado
Transporte
Reciclaje

EL BLOG DE BEZOYA

Preguntas Frecuentes

Bezoya es un agua de mineralización muy débil con muy bajo residuo seco (27mg/l), lo que la diferencia de la gran mayoría de las aguas, y en especial de las de mineralización débil, cuyo residuo seco oscila entre los 50 y los 500mg/l. (Ver ¿Qué es el residuo seco?)

El residuo seco se corresponde con la cantidad de sales disueltas que posee un agua mineral natural como consecuencia de las características del terreno en el que está ubicado el manantial o por el arrastre que realiza el agua de lluvia o deshielo a su paso.

Por eso decimos que Bezoya es un agua natural de mineralización muy débil, que significa tener un residuo seco inferior a 50mg/L. Bezoya tiene sólo 27mg/L de residuo seco.

El manantial de Bezoya está en el corazón de la tierra en el Parque Natural de la Sierra de Guadarrama, un espacio protegido de cualquier agente externo.

Por eso el agua de Bezoya es natural y única, que solo puede encontrarse en plena naturaleza, donde la lluvia y la nieve caen suavemente sobre las montañas y, poco a poco, esa agua se va filtrando. Al abrirse paso a través de rocas, su composición va otorgándole unas características propias que hacen de Bezoya un agua pura y de mineralización muy débil.

Creemos que sostenibilidad y futuro van de la mano. Por eso, dentro del ‘Compromiso Bezoya’ desarrollamos iniciativas para cuidar el medioambiente y favorecer la economía circular.

Actuamos para asegurar una gestión responsable en toda nuestra cadena de valor:

  • Origen: Protegemos la naturaleza. Conservamos la biodiversidad del entorno a través de la red Natura 2000 (Red ecológica europea).
  • Planta de envasado: Envasamos de forma sostenible, el 100% de la energía eléctrica que utilizamos procede de fuentes renovables.
  • Producto: Tenemos 100% plástico reciclado en todas nuestras botellas de formatos pequeños (330 y 500ml). En 2020 utilizaremos un 50% plástico reciclado en las botellas de 1,5L y un 100%en las de 5L (actualmente contamos con un 30%). Además, tenemos la ambición de llegar al 100% de plástico reciclado en todos los formatos en 2022.
  • Transporte: Tenemos una flota comercial 0 emisiones.
  • Reciclaje: Fomentamos la reutilización colaborando con ECOEMBES en el proceso de recogida selectiva y recuperación de residuos de envases.

El PET (tereftalato de polietileno) es el material con el que están hechas las botellas de plástico de Bezoya. Es un material seguro para uso alimentario y ligero, lo que permite ser eficiente durante el transporte y distribución, reduciendo el consumo de combustibles fósiles y, en consecuencia, las emisiones de CO2 a la atmósfera. Los envases de PET son 100% reciclables, es decir, que se pueden reciclar a través del contenedor amarillo.

El resultado se llama rPET (plástico reciclado) y está certificado por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA). Por tanto, es un plástico de infinitas vidas. Una botella de plástico puede tardar tan solo 60 días en convertirse en una botella nueva a través del reciclaje.

La principal ventaja de utilizar rPET (plástico reciclado) es que ofrece circularidad: No utilizamos más recursos, reutilizamos los que ya existen.

En nuestro caso concreto, gracias a la fabricación de envases de rPET, estimamos conseguir en 2020 devolver al ciclo 187 millones de botellas de 1,5 litros. Es decir, dejaremos de utilizar 4.600 toneladas de plástico.

No todas las aguas envasadas son iguales. Dentro de estas, las aguas minerales naturales tienen que cumplir una normativa muy exigente para ofrecer una alta garantía de calidad y pureza original.

El agua mineral natural se diferencia claramente de las restantes aguas:

  • Por su naturaleza, caracterizada por su contenido en minerales, oligoelementos y otros componentes.
  • Por su constancia química.
  • Por su pureza original.

El agua quita la sed y nos hidrata, pero además el agua mineral natural no está sometida a tratamientos químicos y es pura desde su origen. Beberla es sano y seguro, ya que su composición es estable, por lo que siempre se puede saber lo que se está bebiendo y además el sector de las aguas envasadas es uno de los más regulados.

Beber 2 L de agua al día contribuye a mantener las funciones físicas y cognitivas normales. Bezoya recomienda una dieta variada y equilibrada y un estilo de vida saludable.

Se recomienda ingerir diariamente una cantidad de 2L de agua aproximadamente, esto puede variar en función de la edad y el sexo. Sin embargo, durante el ejercicio, en ambientes muy calurosos y en determinadas etapas fisiológicas, como el embarazo, conviene incrementar la ingesta.

Los españoles estamos aún lejos de cumplir las recomendaciones EFSA Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria sobre el consumo de agua. Así lo confirman los resultados de la encuesta online sobre el consumo de agua en España realizada en 2019 por Bezoya a más de 50.000 personas que ratifican que el 68% de los españoles no se hidrata correctamente.

Pese a que muchas personas todavía no beben la cantidad de agua necesaria, la gran mayoría (97%) sabe que hidratarse adecuadamente es algo esencial para la salud, y por lo tanto les gustaría adoptar el hábito de hidratarse correctamente.

No, no es recomendable esperar a que aparezca la sed para beber. La sed no es más que un síntoma de alerta del organismo que indica un estado inicial de deshidratación.

Según la encuesta online llevada a cabo por Bezoya a más de 50.000 personas en 2019, el 54% de las personas solo recuerda beber agua cuando tiene sed. Ante esto, recomendamos beber frecuentemente a sorbos pequeños y llevar siempre una botella de agua.

Si, Bezoya es un agua mineral natural de mineralización muy débil baja en sodio, por lo tanto, puede ser recomendada para las personas que hacen dietas bajas en este mineral (electrolito).

En Bezoya tenemos un Compromiso con la Sostenibilidad y trabajamos para que nuestros envases sean cada vez más sostenibles. Con este nuevo tapón unido a la botella garantizamos que no se pierden durante el proceso de recogida separada ni de clasificación de residuos y puedan ser reciclados correctamente. Además es parte de la nueva Normativa Europea que entra en vigencia este 1 de junio.

Solo tendrás que girar y abrir, el tapón no se debe arrancar de la botella y puedes volverlo a cerrar para seguir disfrutando de nuestra agua. Cuenta con un grado de apertura 180º para que beber tu Agua Bezoya siga siendo igual de fácil que siempre, pero aún más sostenible.