DIY: Pulseras de trapillo

Tiempo de lectura: 3 minutos
Laura y Noelia

COSAS MOLONAS

¡Hola! Somos Lara y Noelia, del blog Cosas Molonas, donde todos los días compartimos ideas inspiradoras y DIY para hacer en vuestras casas. Hoy os traemos una manualidad muy sencilla reciclando una botella de plástico de Bezoya: una pulsera o brazalete para que podáis usar este verano.

Os explicaremos paso a paso cómo hacerla con trapillo, pero también podéis usar la misma técnica para hacerla enrollando cinta de pastelero (Baker`s twine) o un retal de tela y terminarla con unos apliques metálicos.

Cómo hacer la pulsera: paso a paso

Los materiales que hemos utilizado son: una botella Bezoya de 500 ml, tijeras, cúter de precisión, pegamento especial para tela y dos madejas de trapillo.

La botella de plástico de 500 ml tiene la medida justa para una muñeca estrecha, pero si preferís que la pulsera sea más holgada o necesitáis otra medida podéis usar una botella Bezoya de 1.5 L para hacer la base de la pulsera, cortándola del tamaño que prefiráis y uniéndola con celo.

Manualidad-Pulseras-paso-002opt

Primer paso: cortar la botella.

Para hacerlo quitamos la etiqueta y cortamos en las primeras líneas que tienen un dibujo recto, haciendo una pulsera de un ancho de dos bandas de dibujo. Lo hacemos con el cúter de precisión, con cuidado de que los dedos estén fuera de la trayectoria de la herramienta y usando el dibujo como guía para cortar.

Si no queda totalmente recto no os preocupéis ya que podemos corregir con la tijera, dejándolo mucho más preciso y puliendo los bordes si vemos que hay alguna “astilla” de plástico.

El trapillo cubrirá perfectamente el plástico pero si preferís más seguridad podéis forrar los bordes de la botella con celo.

Manualidad-Pulseras-paso-001b_opt

Segundo paso: enrollar el trapillo

Cortamos un trozo de trapillo y pegamos el extremo con pegamento de tela al plástico. Dejamos secar haciendo presión con una pinza el tiempo que indique el fabricante. Si preferís algo más rápido podéis usar una pistola de silicona.

Una vez seco, empezamos a enrollar, tomadlo con calma ya que para que quede bien tupido el trapillo lo mejor es que al enrollarlo la hebra quede por encima de la mitad de la anterior. Eso hará que la pulsera sea más firme y haya muchas menos posibilidades de que se vea el plástico con el uso.

Manualidad-Pulseras-paso-002opt

Una vez que hagamos la vuelta completa, cortamos el excedente de trapillo si lo hubiera y pegamos del mismo modo que hicimos para empezar la pulsera. Dejamos secar con una pinza haciendo presión unos diez minutos.

Si queréis una pulsera de color liso con estos pasos ya estaría lista pero nosotras hemos escogido un segundo color de trapillo para hacer un patrón o dibujo por encima.

Tercer paso: segundo color de trapillo (opcional)

Para empezar a trabajar con él volvemos a repetir lo que ya hicimos en pasos anteriores: pegar el principio de la hebra a la pulsera con pegamento. Una vez seca ya podemos enrollar la hebra sin problema.

Manualidad-Pulseras-paso-003opt

Nosotras enrollamos en diagonal de la forma más homogénea posible. Cuando hacemos el giro completo metemos el hilo por debajo del trapillo que ya tenemos enrollado y cambiamos la dirección del enrollado hacia el otro lado, formando unas equis.

Una vez enrollado entero volvemos a terminar con una gota de pegamento y presionamos para que quede todo bien pegado.

Y … ¡pulsera lista para usar!

Manualidad-Pulseras-paso-004opt

Como veis es una manualidad low cost , muy sencilla y rápida de hacer perfecta para este verano.

¡Esperamos que os haga gustado y que os animéis a hacerla!

Laura y Noelia
Laura y Noelia
COSAS MOLONAS
¡Hola! Somos Cosas Molonas, dos hermanas asturianas, mamas y fans absolutas de internet y la papelería.

Igual te interesa seguir un rato

¡Muy buenas! Soy Marta de 2nd Funniest Thing, me obsesiona el reciclaje, y hoy vamos a ver cómo fabricar esta preciosidad de reloj de...
Leer más
¿Se te ha ocurrido que este año tus regalos románticos los puedes hacer tú, con tus propias manos? Ayssss que sí, que si eres de...
Leer más
Mirar el calendario, ¡el mes que viene va a apetecerte muy mucho! Y es que en diciembre, cada día se presenta con una sorpresa....
Leer más
¡Y que vivan las madres! Por querernos, por cuidarnos, ayudarnos, mimarnos, por esos calditos cuando estamos pochos, por estar siempre ahí…por todo lo que...
Leer más