La solución más simple es la que no te esperas

Tiempo de lectura: 3 minutos
Bezoya

Agua Mineral Natural

Hay un conocido proverbio chino que reza: “Si algo no tiene solución, ¿por qué te preocupas? Y si la tiene, ¿por qué te preocupas?”. Una de las lecturas que podemos darle es el consejo de confiar en tus capacidades. Pase lo que pase vas a salir adelante, con una victoria o con una lección aprendida. Es tan simple como saber esperar… ¿O no?

La solución más simple es la que no te esperas
Fuente de la imagen

¿A veces no sientes que te pasas la vida esperando? Para bien o para mal te has pasado media vida aguardando a ser mayor para elegir tu propia ropa; a que ese chico o chica se atreviese a llamarte; a aprobar todos los exámenes de la universidad; a ponerte en forma; a encontrar trabajo; esperar a convertirte en padre o madre…

Vive lo inesperado

Afortunadamente para nosotros, esa vida lineal y gris que era el día a día de nuestros antepasados se ha transformado en infinitas posibilidades. Vivir ya no se reduce a encontrar pareja y criar a los niños. Ahora, por fin, podemos disfrutar de una historia con un final abierto, inesperado.

Chica puesta de sol atardecer
Fuente de la imagen

Quizás a los 20 esperabas encontrar el amor de tu vida. Si lo has encontrado, ¡felicidades!, y si no, déjate sorprender por lo que pueda pasar. Parece que nos da miedo no controlar las posibilidades sin saber que, si aprendiésemos a dejarnos llevar, viviríamos una vida más plena.

Repasando momentos

Te propongo algo: repasa mentalmente aquellos fines de semana, de amigos y de ponerte tus mejores galas para salir a darlo todo en la pista de baile. Ahora compara esas fiestas programadas con aquella vez que tu mejor amig@ te dijo: “¿salimos a tomarnos una copa y volvemos pronto a casa?” y acabasteis en aquel karaoke, cuyo nombre ni recordáis, riendo hasta doleros la barriga. Lo inesperado, una vez más, ha ganado el pulso.

Pareja
Fuente de la imagen

Tendemos a querer abarcarlo todo. Vivimos con la obsesión de estar preparad@s para lo que pueda pasar y no nos paramos a pensar en el tiempo y la energía que desperdiciamos tratando de adelantar acontecimientos. Queremos poner remedio a problemas que aún no existen.

Las mejores cosas que nos suceden, son aquellas que no esperábamos. Un “te quiero” pintado con spray en la pared de enfrente, un mensaje en el móvil invitándote por fin a ir a ver esa peli, un viaje al que un amigo no puede acudir y te lo cede a ti para no cancelarlo. Estás hoy donde estás y eres como eres gracias a todas esas situaciones con las que no contabas.

Pareja
Fuente de la imagen

¿Qué hemos sacado en claro? Que la solución en la que habíamos puesto tanto empeño no tiene por qué resultar como esperábamos. Es más, muchas veces, al echar la vista atrás, nos damos cuenta de que no estamos para nada donde creíamos que estaríamos con cierta edad. Estamos en un sitio aún mejor, porque todo sigue siendo posible.

Igual te interesa seguir un rato

Se acerca el día del año más romántico por naturaleza, algunas personas lo viven con intensidad e ilusión, otras piensan que es algo comercial,...
Leer más
En el envejecimiento es habitual encontrar a personas que por multitud de razones se encuentran solas: no tienen familia cerca, sus amistades han ido...
Leer más
Comenzar un viaje es emprender una aventura, una forma de conocer el mundo que tenemos por descubrir y de descubrirnos aún más a nosotros...
Leer más
En pocas personas podrás encontrar el apoyo que te brinda una persona tan especial como una madre. Solo ellas tienen la capacidad de conocerte...
Leer más