Deseo un reloj que se detenga en los mejores instantes de mi vida

Tiempo de lectura: 2 minutos

¿Quién no ha deseado alguna vez poder detener el tiempo? Seguro que todos nosotros lo hemos querido hacer en algún momento especial de nuestras vidas. Con este deseo, reconocemos, casi sin darnos cuenta, la importancia que tiene vivir el presente. Sin embargo, ¿es posible parar el reloj cuando lo deseamos?

De momento, parece ser que científicamente, el tiempo no se puede parar y no podemos congelar esos instantes que tanto estamos disfrutando. Solo podemos vivirlos al máximo, con el fin de retenerlos en nuestra memoria para siempre.

La vida está compuesta de momentos y vivencias que llegan para no quedarse y pronto formar parte de nuestro pasado. No obstante, podemos conseguir un reloj que nos ayude  a ralentizar esos instantes tan especiales para nosotros.

¿CÓMO PODEMOS PONER EL TIEMPO DE NUESTRO LADO?

pareja enamorada en el tiempo
Fuente de la imagen: https://www.instagram.com/p/5HXWwXgE13/?taken-by=wildfiresss

La clave fundamental a esta pregunta es no malgastar nuestro valioso tiempo. Vivir el presente como si no hubiese un mañana, sin pensar en el futuro. Lo que sucede aquí y ahora es lo que realmente cuenta. De nada vale tener la oportunidad de estar en el presente, si nuestra mente se encuentra pensando en el pasado o planeando el futuro. De esta manera, generaremos recuerdos más reales y duraderos, que nos harán sentirlos y rememorarlos siempre que deseemos.

Algunos consejos para sentir que de verdad paras el tiempo en esos instantes únicos de tu vida son:

  1. Sé parte activa de lo que estás viviendo. Implícate con el momento, así como con las personas que forman parte de esa vivencia tan mágica.
  2. Vive para recordar. Eso es lo más importante. Graba en tu mente imágenes, palabras y anécdotas que te ayuden a volver a ese día siempre que así lo desees.
  3. Observa todo lo que tienes a tu alrededor. Pon atención a las pequeñas cosas. Si estás en una cena romántica, por ejemplo, empápate de los detalles: colores, olores, formas, tacto… Eso ayuda a la memoria a generar recuerdos.
  4. Si en algún momento tu mente se va a otros pensamientos como «mañana es lunes, qué pereza». Deséchalos de inmediato de tu cabeza, pues no harán más que estorbar e impedirte disfrutar del momento.
  5. Deja que la felicidad de cada instante fluya por todo tu cuerpo. Piensa que puedes ver, sonreír… ¡Que estás vivo!

Por suerte o por desgracia, la existencia humana está basada en la temporalidad, pero de nosotros depende hacer eternos nuestros mejores momentos. ¡Vive!

DT

Igual te interesa seguir un rato

¿Quién no ha deseado alguna vez poder detener el tiempo? Seguro que todos nosotros lo hemos querido hacer en algún momento especial de nuestras...
Leer más
¿Quién no ha deseado alguna vez poder detener el tiempo? Seguro que todos nosotros lo hemos querido hacer en algún momento especial de nuestras...
Leer más
¿Quién no ha deseado alguna vez poder detener el tiempo? Seguro que todos nosotros lo hemos querido hacer en algún momento especial de nuestras...
Leer más
¿Quién no ha deseado alguna vez poder detener el tiempo? Seguro que todos nosotros lo hemos querido hacer en algún momento especial de nuestras...
Leer más