Cualquier día es bueno para decirle a los tuyos cuánto les quieres

Tiempo de lectura: 3 minutos
Bezoya

Agua Mineral Natural

¿Te has parado a pensar lo bien que te sientes cuando tu pareja, tu hijo o una amiga te dicen que te quieren? ¿Y cuándo eres tú quien lo dice? Tan importante como el aprecio que les tienes, es decir a las personas que aprecias que los necesitas, que estás ahí para ellos, que sepan que pueden contar contigo.

Decir “te quiero” con frecuencia a tus seres queridos te hará crear una enorme conexión emocional con ellos, reafirmando ese sentimiento compartido. Al expresar una emoción sincera harás que aumente la autoestima de la otra persona, pero también la tuya propia.

Las personas que dicen “te quiero” habitualmente suelen tener un alto grado de inteligencia emocional, es decir, son conscientes de lo importante que es demostrar el amor con acciones, pero, por supuesto, también con palabras.

Como ves, saber que queremos mucho a alguien no basta, lo verdaderamente importante es que ese alguien lo sepa también. Tendemos a confiar en que los demás ya saben lo que sentimos, que no hace falta decirlo. Y a lo mejor no es así.

¿Por qué hacer las cosas tan complicadas? Si realmente quieres a esa persona, ¡díselo! No esperes una ocasión especial, cualquier día es válido para decir lo que sientes. No importa que no sea San Valentín, ni el Día del Padre, ni tan siquiera su cumpleaños, haz que lo sepa, que tenga presente tu cariño en su quehacer cotidiano. Eso sí, acompaña tus palabras con acciones, demuéstrales que lo que dices sale de tu corazón, que ese “te quiero” que le regalas o el “te echo de menos” no son frases vacías.

No te costará nada hacer sentir especial a esa persona que comparte su vida contigo, demuestra cada día que le amas. Darle una sorpresa de vez en cuando, interesarte por sus cosas… Son pequeños detalles, pero refuerzan ese vínculo que hay entre vosotros.

Niñas hermanas
Fuente: http://kidsfinest.blogspot.com.es/2013/06/tutu-kids-on-moon-het-mooiste-rokje-ooit.html

Ten en cuenta a tus padres, visítalos con frecuencia, cuéntales tus proyectos… y, sobre todo, diles lo mucho que les quieres.

Si aprecias a tus amigos, házselo saber. Diviértete con ellos, pregúntales cómo están, muéstrate cercano cuando te necesiten, y no dejes que las circunstancias de la vida os alejen.

Escucha a tus hijos, deja que se expresen y diles mil veces cuánto los quieres. Les estarás enseñando así la importancia de sentirse queridos, y de transmitir ese amor a los demás.

No lo olvides, “lo que no se dice, no se sabe”. Querer y que te quieran no es suficiente. Todos necesitamos escucharlo alguna vez.

Hay personas más extrovertidas a las que no les cuesta nada expresar sus sentimientos, incluso en público; y otras más introvertidas, a las que dejar escapar ciertas palabras les supone un esfuerzo terrible… Si este es tu caso, no te preocupes, hay otras maneras de expresar tus emociones: la mirada, trata de expresar con tus ojos lo que no sabes convertir en palabras; las caricias, nada mejor que el contacto con la otra persona para que sienta que la quieres, a veces basta con un ligero roce; un abrazo, perfecto para relajar, tranquilizar, dar confianza… y amor; y por supuesto, el beso, besa a tus seres queridos siempre que puedas, te lo agradecerán.

Y ahora, ¡corre a decir a todas las personas que quieres lo especiales que son para ti! Muy importante, guarda para ellos tu mejor sonrisa, ¡se la merecen!

Igual te interesa seguir un rato

¿Quién no ha deseado alguna vez poder detener el tiempo? Seguro que todos nosotros lo hemos querido hacer en algún momento especial de nuestras...
Leer más
Seamos Nosotras A veces ocurre que nos empeñamos demasiado en enredar nuestra percepción de la vida. ¿Será esa la razón por la que se...
Leer más
En el envejecimiento es habitual encontrar a personas que por multitud de razones se encuentran solas: no tienen familia cerca, sus amistades han ido...
Leer más
¿Cuál es el secreto de la felicidad? ¿Por qué hay personas que parecen no tener ningún problema y siempre ven el lado bueno de...
Leer más