Preparación del biberón

Tiempo de lectura: 2 minutos
Bebé a Bordo

Maternidad, consejos y experiencias de mamás reales

La preparación del biberón es una cuestión de vital importancia a la hora de evitar enfermedades a los bebés, ya que los utensilios pueden contener bacterias que provoquen enfermedades en los lactantes.

Para evitar dudas, la Organización Mundial de la Salud ha publicado una guía para la correcta preparación del biberón. Las instrucciones son las siguientes:

– La superficie donde se va a preparar la toma debe estar limpia y desinfectada.

– Antes de empezar a manejar los utensilios, es necesario lavarse las manos con agua y jabón, secándolas con un paño limpio o desechable.

– Al usar agua mineral natural, no es necesario hervirla para desinfectarla, ya que durante todo el proceso de obtención, embotellamiento y comercialización de este tipo de aguas, éstas están preservadas de cualquier tipo de microorganismo.

– Vertemos el agua en un biberón limpio y esterilizado.

– Siguiendo siempre las indicaciones del fabricante,agregamos la cantidad de polvo necesaria para la cantidad de agua (calentada, aunque no sea necesario hervirla).

– Una vez que estén todos los ingredientes en el biberón, lo cerramos y lo agitamos suavemente.

– Para enfriar el biberón a una temperatura adecuada para el bebé, lo pondremos debajo del grifo con agua fría (o en un recipiente con agua y hielos). En cualquier caso, aplicaremos este enfriamiento siempre por debajo del nivel de la tapa.

– Después de esto secamos el biberón; con un trapo limpio o desechable es suficiente.

– Para comprobar la temperatura del biberón, vertemos unas gotas en la cara interna de nuestra muñeca. No puede estar caliente, solo tibia. En caso contrario, la enfriamos un poco más.

– Es el momento de alimentar al bebé.

– Si no se ha consumido todo en el plazo de dos horas, hay que desechar el resto.

Advertencia: para evitar la aparición de bolsas calientes que puedan quemar al bebé, no está recomendado el uso del microondas en ninguno de los pasos.

Fuente consultada:

Beber 2 L de agua al día contribuye a mantener las funciones físicas y cognitivas normales. Bezoya recomienda una dieta variada y equilibrada y un estilo de vida saludable.

Igual te interesa seguir un rato

Características – Es posible que empiecen a tener menos apetito y un bajo interés por la comida. – No hay problema en que consuman...
Leer más
La evidencia científica asegura que la leche materna es la mejor opción para la alimentación durante los primeros meses de vida del recién nacido...
Leer más
El periodo de tiempo que transcurre desde los 6 meses hasta el año de vida del niño se denomina ‘Periodo Transicional’. En él se...
Leer más
Características – Crecimiento estable (2,5 a 3,5 Kg de peso por año). – Sus necesidades energéticas son más bajas. – Pueden mostrar poco interés...
Leer más