Agua de papaya y pimienta verde

Tiempo de lectura: 2 minutos
Marta Simonet

Mejor blogera femenina 2015 por Mésame Mucho por Canal Cocina y enfemenino.com

Si te gustan los juegos visuales y los sabores tropicales con un tímido toque de picante, el agua infusionada de hoy se va a ir directa a tu top ten de recetas de #aguacadabra. Aunque, sinceramente, si tuviese que elegir entre las que ya he compartido en esta sección no sabría con cuál de todas quedarme.

Te decides por una de las aguas infusionadas con frutas, vegetales y especias u otra, según el día, la temporada, la variedad de productos que te ofrezca el mercado e incluso según el ánimo que tengas, lo que hayas comido o vayas a comer y puede que también te inspiren a la hora de combinar las frutas de tus aguas, los colores de éstas.

Agua infusionada de papaya y pimienta

En el agua infusionada de hoy he jugado con la papaya y la pimienta verde, como si fuera un trampantojo. Quitándole las semillas para sustituirlas por los granos sin modificar demasiado su aspecto original. Es como si la papaya se hubiese puesto un disfraz con tonos ligeramente picantes.

Ingredientes agua infusionada de papaya y pimienta

De esta manera la he dejado reposar fuera de la nevera durante unas horas para que se impregnara del aroma de la pimienta verde. Además, como la papaya (si está madura) tiene una capa relativamente gelatinosa, se quedan perfectamente colocados los granos en la superficie después del cambiazo que le hemos hecho al corazón de la fruta quitándole sus semillas originales.

Agua infusionada de papaya y pimienta

El agua infusionada de papaya y pimienta verde me hace sonreír viendo en el horizonte los atisbos de la primavera, insinuándome que ya no queda tanto para que el solecito me acaricie la nuca y ver a las flores desperezarse. Mientras tanto, en la mano sujeto mi tarro con agua Bezoya y frutas varias sazonado por el azul del cielo.

Receta agua infusionada de papaya y pimienta verde:

Agua infusionada de papaya y pimienta

  1. Vacía las semillas de la papaya.
  2. Llena el hueco que han dejado las semillas con los granos de pimienta verde.
  3. Presiona con una cuchara pequeña para que los granos queden sujetos a la carne de la papaya y deja aromatizar durante un par de horas fuera de la nevera.
  4. Corta la papaya en tiras gruesas.
  5. Introdúcelo en el tarro, cubre con agua Bezoya y ¡a beberte el trópico!

Nota: es importante que la papaya esté bien madura.

Marta Simonet
Marta Simonet
Mejor blogera femenina 2015 por Mésame Mucho por Canal Cocina y enfemenino.com
¡Hola! Soy Marta Simonet, la editora de Mésame Mucho. Un lugar de encuentro, inspiración y alimentación creativa para personas a las que les encanta disfrutar de la vida alrededor de una mesa.

Igual te interesa seguir un rato

Las cerezas pónmelas de dos en dos por favor, o de cuatro en cuatro. Es más, pónmelas a montones, a montañas. Ponme hondonadas de...
Leer más
Las cremas de verduras, ese fondo de nevera respetable y delicioso, con sus interminables combinaciones, sus aromas y su chup-chup celestial del burbujeo del...
Leer más
Otoño, has venido otra vez de sopetón cuando todavía me estoy sacudiendo los pies de arena y la mochila huele más a crema solar...
Leer más
La fresa es la chica mona de muchos fruteros, la fruta simpática de algunas ensaladas y el ingrediente imprescindible de esta receta infusionada. Ahora...
Leer más