Masajes para mi bebé

Tiempo de lectura: 2 minutos

“¿Será bueno hacerle un masaje a mi  bebé? ¿Qué sentirá?”

Quizá si reflexionamos sobre lo que se siente ante un masaje amoroso y presente en un ambiente de mutua confianza, podremos obtener la respuesta de lo que puede estar sintiendo nuestro bebé.

¿Cuándo es bueno comenzar?

Si entendemos el masaje como un contacto y una forma de vinculación, desde el mismo momento tras el parto (1). De hecho el contacto “piel con piel” es una forma de vincularse a través del sentido del tacto.

De forma instintiva, las mujeres que dan de mamar a sus bebés tienden a acariciar a sus pequeños durante la toma. De esta forma, cada vez que el bebé mama tienen una oportunidad fantástica para vincularse a través de las caricias. Lo mismo para los bebés alimentados con biberón, con unos pequeños masajes en su linda carita cada vez que haga una pausa para seguir succionando.

¿Cuándo es un buen momento para masajear a mi bebé?

Los momentos en los que nuestros los bebés se encuentran tranquilos y alertas son los ideales para comenzar acariciarlos suavemente (1).

¿Qué beneficios aporta el  masaje infantil?

Son muchos los beneficios tanto para el bebé como para los padres (1). La interacción en el masaje infantil podría influenciar positivamente en el desarrollo de la confianza promoviendo el vínculo seguro (1).

Cada masaje podría estimular el sistema circulatorio y digestivo, favoreciendo la capacidad de concentración y aprendizaje. Además, parece influir también sobre los sistemas hormonales e inmunitarios del bebé (1).

Todo esto hace que el masaje pueda mejorar la calidad del sueño del bebé y favorecer el tono y la flexibilidad muscular, permitiendo que puedan encontrarse más calmados.

¿Lo sabré hacer?

Aunque existen diversos lugares dónde se pueden recibir clases de masaje infantil para los padres y sus bebés (1), en la mayoría de los casos, las madres, de forma instintiva,  tienden a acariciar y masajear a sus bebés. Es algo natural. Se debe confiar en el instinto para acercarse al pequeño y dejarse guiar por su respuesta.

Fuente:

 (1)   Asociación Española de Masaje Infantil http://www.masajeinfantil.es/joomla//index.php?option=com_content&task=view&id=1&Itemid=7



Actividades con mi bebé después del parto

Tiempo de lectura: 2 minutos

Ha pasado el periodo de posparto inmediato…. Mi bebé y yo nos vamos conociendo y me apetece hacer cosas nuevas.

Es muy importante que, antes de comenzar cualquier actividad después del parto, tu matrona o ginecólogo te hayan dado el alta médica.

¿Qué actividades están recomendadas?

La primera pregunta que suelo formular a las madres es: “¿Qué te apetece hacer?” Porque en  función de la respuesta, así variarán  las sugerencias.

En  general, durante los primeros meses,  las mujeres buscan una actividad que puedan hacer junto a su bebé. Existen varias opciones, todas ellas muy válidas. Como sugerencia asegúrate que el profesor o profesora que imparta la clase tenga una formación específica para las necesidades del posparto.

Podemos hacer una distinción entre las actividades dirigidas hacia los primeros meses tras el parto y las actividades en las que los bebés comienzan a participar. La capacidad de interactuación de los bebés variará de unos a otros en función de la edad y el desarrollo psicomotriz.

Para la primera etapa, algunas opciones para realizar en compañía de tu bebé serían:

  • “Yoga para Mamás y Bebés”. En un espacio donde puedes ir recuperando con calma tu forma física a la vez que compartes tus dudas e incertidumbres con otras mamás y obtienes herramientas de respiración para practicar en casa.
  • “Pilates Posparto”. Pilates es un entrenamiento físico progresivo caracterizado por recuperar respetuosamente tu tono abdominal. Se realiza en compañía de tu bebé incluyéndolo en algunos movimientos.
  • “Danza y Porteo con tu bebé”. Actividad divertida dónde el ritmo y el movimiento serán los protagonistas.

Cuando el bebé es un poquito más mayor, podemos optar por:

  • “Matronatación”. Es impresionante ver a un bebé dentro del agua. Elegancia en su máxima expresión. Se recomienda iniciarla alrededor del quinto o sexto mes.
  • “Grupos de Juego”. Es una actividad muy enriquecedora tanto para madres como para bebés. Las madres podemos encontrar momentos de conversación con otras madres y los bebés, si lo desean, pueden comenzar a interaccionar con otros pequeñines.
  • “Música y Ritmo”. Actividad divertida, en un entorno muy amable. Canciones acompañadas con pequeños elementos de percusión.

Pero, como siempre, observa tu interior;  cómo te sientes durante las clases y cuáles son tus sensaciones una vez que hayas terminado la actividad.

Lo principal es que puedas disfrutar de una actividad física en un entorno seguro, física y emocionalmente hablando, en compañía de tu pequeñín.



Algunas de las experiencias que vivimos con nuestr@s hij@s a lo largo de su infancia

Tiempo de lectura: < 1

Algunas de las experiencias que vivimos con nuestros hij@s a lo largo de su infancia.

Somos madres y, cada día, vivimos infinidad de experiencias junto a nuestros pequeñ@s.

Hoy nos gustaría presentaros una lista con las que consideramos fundamentales en la relación con nuestros hij@s… ¡Comenzad a leer y decidnos si estáis de acuerdo con nosotros!

1.- Mis brazos, su cuna preferida … y con las nanas que tarareo, consigo que se duerma tranquil@

2.- Siempre me llena de besos… ¡Cómo me gusta volver a casa del trabajo para sentirle cerca!

esc_YY1EIRtBnpE

3.- Siempre aprovecho los ratitos libres para pasarlos con mi niñ@. Sin darme cuenta, ¡cómo ha cambiado mi orden de prioridades!

esc9100663-madre-con-pequea-a-hija-soplando-diente-de-lea-n-escena-de-estilo-de-vida-al-aire-libre-en-el-parqu

4.- Mi bebé es tan suave y huele tan bien… ¡Que no me canso de achucharle!

05-La-ternura-de-sus-caricias5.- Cuando está nervioso o intranquilo, parece que lo único que le consuela es estar cerca de mi.

esc06-Entre-sus-abrazos-me-consuela

6.- Tenemos un repertorio muy variado de besos,  ¡y todos me encantan!

07-Los-besos-de-gnomo

7.- ¡Le encanta que le persiga por el parque hasta que le alcanzo… ¡Se ríe a carcajadas!

esc17510834-a-woman-spins-her-child-around-while-holding-him-in-the-air-in-this-joyous-happy-moment

8.- Desde que tuve a mi hij@, ¡cómo ha aumentado mi repertorio musical! Dibujos animados, nanas, canciones de mi infancia.. ¡No puedo parar!

02-Para-mí,-es-la-mejor-cantante-del-mundo

9.- Soy su apoyo hoy… ¡Y lo seguiré siendo en el futuro cuando lo necesite!

09-Crecer-a-su-lado

10.- Tenerte ha sido lo mejor de mi vida. ¡GRACIAS por venir al mundo!

10-Mamá…-¡GRACIAS-por-traerme-al-mundo!

Esperamos que os hayáis sentido identificadas y, si creéis que faltaría añadir alguna experiencia más,

¡Compartidlas con nosotros!

Disfrutad de la maternidad… ¡Es una experiencia maravillosa!



El posparto, feliz y desbordada a la vez

Tiempo de lectura: 2 minutos

“Miro a mi bebé y mis ojos se llenan de lágrimas de la emoción. Sus movimientos, su carita… Pero, cuando llega la noche y se pone a llorar, ¡No sé qué hacer! Me siento desbordada y mis ojos se llenan de lágrimas de frustración… ¿Qué estoy haciendo mal?”

La entrada en la maternidad es quizá uno de los momentos más duales de la vida. Aparecen de golpe, en casi todas las mujeres, sentimientos encontrados con una intensidad muy marcada. Se despierta una emoción nueva, un instinto de protección muy profundo, un amor hacia ese pequeño ser que se acurruca en nuestros brazos. Y, tras los primeros días, y casi siempre al caer el día, el bebé comienza a desarrollar una habilidad que le permitirá expresar lo que necesita. Comenzará con pequeños sonidos y quejidos para desencadenar en llanto, si sus necesidades no son comprendidas por sus papás.  Esta situación, puede llegar a ser muy frustrante para los padres, que necesitarán paciencia y práctica para ir entendiendo las necesidades de su pequeño.

Es importante, por tanto, solicitar y aceptar ayuda de familiares y amigos. Visitas prácticas, como ya os escribí en un post anterior (“¿Cómo pueden ayudar los familiares los primeros días?”), para que la mamá, el papá y el bebé puedan  tener este tiempo en común, este periodo de transición para conocerse.

Si hay hermanitos mayores, sería de gran utilidad que los abuelos o un familiar cercano pudieran estar presentes unos momentos del día para jugar y divertirse con ellos. De esta forma, sus necesidades infantiles también se pueden cubrir, porque son muy importantes.

Durante este periodo inmediato tras el parto, es muy importante descansar cuando duerme el bebé. Además, no debemos olvidarnos de alimentarnos correctamente. Muchas veces, con todos los cuidados que necesita un bebé, nos olvidamos de nuestros propios cuidados. ¡Y no tenemos que olvidar el tener siempre agua a mano para poder beber! La lactancia da mucha sed y es necesario beber con cierta frecuencia.

Si puedes descansar, alimentarte e hidratarte adecuadamente, cuando aparezcan estos momentos de mayor incertidumbre con tu bebé, sabrás, cada día con mayor claridad, qué hacer para entender lo que tu bebé te está diciendo. Es un lenguaje muy especial, lleno de ruiditos y pequeños signos que poco a poco se irán desvelando.

El posparto es un periodo de transición. Es pasajero, pero se vive día a día, con paciencia, con cuidados. Permite también que tus emociones contradictorias afloren. No es nada malo sentir esta dualidad. Forma parte de la vida, de vivir…  Comparte tu sentir y tus dudas en un entorno en el que te sientas acogida, querida, comprendida…

A veces, un abrazo es lo único que necesitas. Recuérdalo, quizá es lo mismo que pueda necesitar tu bebé en ciertos momentos.



Grupos de mujeres durante el embarazo

Tiempo de lectura: 2 minutos

El embarazo es un momento único, una etapa muy especial en la vida de una mujer. Ocurren muchos cambios físicos y también emocionales. Cuando comenzamos a sentir los primeros movimientos del bebé en el interior de nuestro cuerpo, se nos suele dibujar una sonrisa. Nos sorprendemos llevándonos las manos a nuestro vientre, cada vez más abultado, muchas veces al día, y de repente, un día, nos encontramos hablando en alto a nuestro pequeño al que aún llevamos dentro.

Casi todas las mujeres sentimos la necesidad de comentar, de compartir, de expresar lo que vamos sintiendo… saber si lo que nos ocurre a nosotras, les ocurre a otras mujeres, saber si ese despiste que se hace cada vez más pronunciado, ¿sólo me pasa a mí?

La Alquimia…

Cuando podemos expresar nuestros sentimientos, nuestras inquietudes, nuestras emociones, ocurre algo “mágico”; algo se transforma. Se nombra, se ponen palabras a algo que no tenía forma, deja de habitar en mi interior para ser compartido… y en este compartir, se produce el alivio.

¿Embarazada?

Si estás embarazada, te invito a que busques y encuentres un espacio con otras mujeres en tu misma situación, para charlar, para tomar una infusión, para hacer punto (muy relajante, por cierto J ) o para realizar cualquier otra actividad que te pueda dar placer como el “Yoga para el Embarazo”, “Pilates en el Embarazo”, “Matronatación”, “Danza en el Embarazo”, siempre que tu profesional de la salud lo permita.

En un entorno amable, donde podemos expresarnos con libertad, sin miedo a ser juzgadas, independientemente de lo que digamos y cómo lo digamos, se gesta la salud emocional, la alegría, ingrediente importante y, hasta fundamental diría yo, para poder vivir el embarazo con plenitud. El embarazo, vivido de esta forma,  puede llegar a ser una de las etapas más potentes en la vida de una mujer.