Cuidados y problemas de los pechos

Tiempo de lectura: 2 minutos
Maite Navarro

Matrona

La lactancia es una experiencia muy especial tanto para la madre como para el bebé. Sin embargo, algunas mujeres experimentan dificultades para dar el pecho. Las MATRONAS, podemos ayudarle a prevenirlas o solucionarlas.

Podemos considerar como problemas más frecuentes y sus posibles soluciones:

PEZONES SECOS

Es muy conveniente mantener la zona del pezón y la areola perfectamente hidratada y nutrida para aportar elasticidad a estos tejidos.

PEZONES DOLORIDOS O AGRIETADOS

Es aconsejable buscar ayuda para comprobar si la posición en la que mama nuestro bebé es correcta, si tiene la boca bien abierta y coge toda la areola además del pezón.

También hay que tener en cuenta que es necesario realizar un correcto DESENGANCHE. Eliminando previamente la fuerza del vacío que ejerce el bebé al succionar. Para ello introducimos nuestro dedo índice en su boquita para retirarle sin tirones ni tracciones.

Las temidas grietas hay que prevenirlas con posturas correctas y una buena técnica de desenganche. Si la grieta ya ha aparecido, para su tratamiento será útil mantenerla al aire varias veces al día. No hay que comprimirlo con discos de lactancia sino usar protectores especiales de silicona que permitan evitar en todo momento un ambiente húmedo, que en estos casos está totalmente desaconsejado. Será recomendable no aplicar cremas ni jabones y tan sólo extender un poco de leche materna tras la toma, sobre el área afectada.

Post-18-06_01

El uso de pezoneras parece aliviar de forma transitoria, pero hay que tener en cuenta que favorecen el roce y el ambiente húmedo y que el bebé extraiga menos leche, así que tendremos que usarlas con cuidado.

PEZONES PLANOS O INVERTIDOS

Esta característica de los pezones posibilita de igual forma una lactancia natural. Sabiendo que el bebé no se engancha del pezón sino de la areola, tan sólo tendremos que solicitar a la Matrona que nos explique el mecanismo de enganche en las primeras tomas y resultará fácil.

CONGESTION Y MASTITIS

La madre puede prevenir obstrucciones y mastitis procurando no comprimir el pecho con sujetadores justos, evitando discos y pezoneras de manera muy continuada, no saltándose tomas, y vaciando el pecho con sacaleches si la madre se separa del bebé por algún motivo.

Si el bebé mama en buena postura y a demanda y extrae bien la leche se previenen estos problemas.

Maite Navarro
Maite Navarro
Matrona
Especialista en lactancia y posparto

Igual te interesa seguir un rato

“Hemos vuelto del hospital y ya estamos en casa con nuestro pequeño. ¿Cuándo es recomendable que salga a dar un paseo?” Como ya he...
Leer más
La mejor alimentación para el bebé es la lactancia materna: son innumerables los beneficios tanto para el bebé como para la mamá, hoy sabemos...
Leer más
La OMS/UNICEF recomiendan que todos los bebés reciban lactancia materna exclusiva hasta los seis meses y sigan siendo amamantados, junto con otros alimentos complementarios,...
Leer más
¿Qué son los omega3? Los ácidos grasos Omega-3 son una forma de grasa poliinsaturada que el cuerpo obtiene de los alimentos. Se conocen como...
Leer más